¿Se está mejor en casa que en ningún sitio?

Este que les habla, de alma urbanita y dominguero de pro —respirar aire puro, aunque solo sea un día a la semana, debería ser un derecho constitucional—, últimamente ha visto cómo se han empezado a poner en boga ciertas tendencias que predican las bondades de quedarse en casa y no salir durante los fines de semana. Como no podía ser de otro modo, la nueva moda viene con nombrajo en inglés, nesting, y se basa en dedicar el tiempo de ocio a permanecer en el hogar viendo una película o una serie, leyendo un libro y, consecuentemente, ahorrando dinero.

Además de esta obvia ventaja, dicen que tiene otras muchas, como que reduce la ansiedad, ayuda a descansar mejor o constituye un buen marco para las actividades en familia.

No se trata de algo nuevo; a finales de los ochenta surgió el término cocooning para hacer referencia a una inclinación similar, pero basta con un anglicismo de nuevo cuño, unido al poder de las redes sociales, para revestir de novedad algo tan antiguo como el mundo. Recordemos que ya la buena de Dorothy Gale, protagonista de El mago de Oz, tenía claro que «se está mejor en casa que en ningún sitio», de modo que quedo patidifuso ante esta querencia por etiquetar cosas que han existido desde tiempos inmemoriales.

Además, estos conceptos —nuevos o no— rara vez vienen solos: mientras hacemos nesting también podemos optar por el binge watching, o lo que es lo mismo, ver la televisión durante horas y horas (por ejemplo, tragarnos una serie entera de una tacada), hacer vida slow (término que en inglés funciona también como una sigla y condensa los significados de ‘lento’, ‘local’, ‘orgánico’ y ‘sin procesar’ en una sola palabra) o llevarlo al extremo, como hacen los finlandeses con su kalsarikännit, que significa literalmente ‘beber en casa en ropa interior’. ¿Que llueve? Pues démosle al danés gluggaveður, o el arte de mirar por la ventana, e impregnémoslo todo de hygge, el vocablo también danés que resume la creación de una atmósfera acogedora (habitualmente hogareña) para disfrutar de lo bueno de la vida con los seres queridos. No dejemos de lado tampoco la práctica del mindfulness o ‘atención plena’, que implica concentrar nuestra atención en el momento presente para vivirlo con los cinco sentidos e incluso se aplica en tratamientos contra la depresión y la ansiedad.

Dicho esto, uno se ve abocado a reflexionar sobre un hecho curioso: mientras tratan de convencernos de lo estupendo que es no salir, en el ámbito lingüístico la tendencia es justo la contraria: maravillarnos ante lo de fuera e importar términos que, si bien en algunos casos está más que justificado traer a nuestra lengua, pues carecemos en ella de opciones para definir los nuevos conceptos, en otros, como es el caso del nesting, ya la Fundéu se ha pronunciado y ha propuesto alternativas como plan casero o, sencillamente, quedarse en casa.

Con relación a nuestro idioma y como en tantos otros aspectos, también soy de la opinión de que en el término medio está la virtud, que hay lugar y tiempo para todo y que, con buen juicio y mesura, es posible enriquecer no solo la lengua, sino también la vida. Así que me haré el sueco ante tal cantidad de barbarismos y, usando uno de los términos recién importados de esta lengua, lagom, que quiere decir ‘suficiente’, ‘adecuado’ y nos retrotrae a Aristóteles y su término medio, este fin de semana me dejaré de tanto extranjerismo y saldré de casa para ver si, con suerte, pesco algo que no sean erratas.

Versión original (sin subtítulos)

 

 

Artículo de Rocío Serrano (@azoteortograf) publicado en el número 11 de Deleátur, la revista de los correctores de texto de UniCo. Consulta los números anteriores de Deleátur aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s